LEON 44 NOTICIAS

domingo, 15 de enero de 2017

¿Cómo ha cambiado la NFL desde el Super Bowl I?

¿Qué puedes comprar actualmente con seis dólares?

Hace 50 años, seis dólares fueron suficientes para entrar a un evento que hoy en día ofrece una variedad muy limitada de productos a ese precio y que a lo largo de este periodo se convirtió en una fiesta nacional extraoficial en EEUU que se celebra también alrededor del mundo: el Super Bowl.
Para entrar al Super Bowl 50, celebrado en enero de 2016, se necesitaron al menos 500 billetes verdes en el mercado formal y miles en el informal. Y eso, para tener un asiento en la zona más alta de las gradas.
Desde que los Green Bay Packers vencieron 35-10 a los Kansas City Chiefs en la primera edición del Super Bowl en enero de 1967, el rostro de la NFL cambió radicalmente.
En las últimas cinco décadas, el futbol americano pasó de ser una opción de entretenimiento deportivo a LA opción de entretenimiento en EEUU con una liga que aprendió a explotar prácticamente cada uno de los 365 días del año.
En 1967, no sólo existía la NFL –establecida en 1920. La AFL, creada en 1960, había logrado atraer la atención de su rival lo suficiente como para retarlo a demostrar en un duelo directo qué liga era la mejor.
Así nació la idea de celebrar el Juego por el Campeonato Mundial de Futbol Americano entre la AFL y NFL (AFL-NFL World Championship Game), protagonizado por los Packers y Chiefs y que cambió oficialmente de nombre al actual hasta la edición IV.
En 1970, las ligas se fusionaron y la unión hizo la fuerza. Progresivamente se sumaron más franquicias hasta llegar a las 32 que actualmente componen la NFL.
En 1966, temporada que concluyó con el Super Bowl I el 15 de enero de 1967, existían 24 equipos (13 en la NFL y 9 en la AFL) y cada liga negociaba sus propios contratos. Ese año, la NFL pactó con la cadena CBS un contrato por 28.2 millones de dólares (por dos años) y la AFL el suyo con la NBC por 36 millones (por cinco temporadas).
El último pacto firmado por la NFL con las cadenas de televisión (ESPN, Fox, CBS y NBC) en 2011 fue por 27 billones de billetes verdes, cifra que seguramente los propietarios de equipos nunca imaginaron ni en sus sueños más salvajes hace 50 años.
Al mismo tiempo que la popularidad de la NFL creció con ayuda de los lucrativos acuerdos con la televisión, también lo hizo la fortuna de los dueños de equipos.
En 1966, el valor promedio de una franquicia era de 3.5 millones de dólares. Actualmente, la media es de 2.3 billones de dólares con los Dallas Cowboys como el equipo más caro con un valor de 4.2 billones de billetes verdes.
En 1966, el salario promedio de un jugador en la NFL era de apenas 13,500 dólares. En esa época no era raro que, una vez concluida la temporada, los jugadores buscaran un trabajo para el receso de temporada y así cubrir sus gastos.
En la actualidad, el salario promedio en la NFL es de 2.1 millones de dólares, suficiente para dedicarse sólo al futbol americano todo el año.
Y a diferencia de aquellas épocas, el aficionado consume NFL todo el año y ya no sólo de septiembre a enero.
La NFL ha logrado los últimos años darle relevancia a eventos fuera de temporada como el Scouting Combine (febrero), el Draft (abril/mayo), las sesiones de prácticas programadas (junio) y la pretemporada (julio/agosto) para cubrir la mayoría de los 365 días del año.
Incluso, en una semana de finales de verano y en otoño actualmente se ve mucho más futbol americano con partidos en domingo, lunes y jueves por la noche.
En 1966, la NFL y la AFL jugaban los domingos por la tarde –los lunes por la noche comenzaron en 1970.
Se cumplen 50 años de la celebración del primer Super Bowl y voltear al pasado sólo hace reflexionar que la NFL se convirtió en un monstruo del entretenimiento sin el que la industria deportiva no sería igual.