LEON 44 NOTICIAS

viernes, 16 de julio de 2010

Interesantes revelaciones de ''La Chiva'' en el Caso Cabañas


La edición impresa del diario "Vanguardia", de Saltillo, Coahuila, publica hoy una extensa nota acerca de la relación de la conductora yucateca Silvia Irabién Milke y el presunto agresor de Salvador Cabañas, José Jorge Balderas Garza, quien está prófugo. La nota es la siguiente:

MÉXICO.-- El idilio de Silvia Elena Irabién Milke, “La Chiva”, apenas duró seis meses. Durante ese tiempo llegó a conocer poco al hombre de acento norteño que le dijo ser originario de Culiacán, Sinaloa, y un empresario dedicado al transporte.

No lo cuestionó mucho. Le creyó que vivía por la lujosa zona de Santa Fe, en el D.F. Así lo respaldaba el estilo de vida de quien lo mismo manejaba una camioneta negra, modelo Navigator, que un auto deportivo y que era cliente VIP del establecimiento nocturno al sur de la capital del país, que visitaba con frecuencia, y donde se movía custodiado por tres escoltas.

Jorge Díaz Treviño resultó ser José Jorge Balderas Garza, alias “El JJ”, el hombre de las siete identidades falsas que hoy es buscado como responsable de la agresión en contra del futbolista Salvador Cabañas el pasado 25 de enero en una discoteca capitalina.

Hoy, a través del relato de “La Chiva” y los detalles proporcionados sobre lo ocurrido durante los seis meses de relación que entabló la ganadora del reality show de Televisa con el miembro del crimen organizado, las autoridades capitalinas y federales cuentan con más elementos en torno al hombre que persiguen y que es conocido por sus múltiples alias: entre ellos “El JJ”, “El Modelo” o “Batman”.

A lo largo del medio año que “El JJ” y “La Chiva” fueron pareja acudían cada ocho días al Bar Bar, el establecimiento nocturno en el que el jugador del Club América recibió un disparo en la cabeza. También solían ir juntos al gimnasio Sport City de Interlomas y vivieron en un departamento ubicado en la calle Vázquez de Mella, en la colonia Polanco.

Campomanes, ‘El Coqui’ y los depósitos millonarios

La ex Big Brother relató ante el Ministerio Público de la PGJDF, el caso de otra mujer del espectáculo que, al mismo tiempo que ella salía con “El JJ”, entabló relaciones con otro narcotraficante.

Se trata de Fabiola Campomanes y de George Khouri Layón, alias “El Coqui”, este último conocido como otro de los operadores de “La Barbie” y que se ostentaba como propietario del restaurante Cronic Garden de Polanco.

“Desea agregar que Fabiola Campomanes tuvo una relación sentimental con George Khouri Layón, propietario del restaurante Cronic Garden, que se ubicaba en Polanco, a donde acudió en dos ocasiones acompañada de Fabiola Campomanes”, puntualizó Irabien a la autoridad.

A Khouri Layón, actualmente preso en un penal federal de Nayarit, se le documentó una relación más con otra actriz de Televisa, Arleth Terán, cuyo nombre apareció en una manta, supuestamente firmada por “La Barbie”, a partir de la cual se desprenderían las razones por las que se habría suscitado la agresión contra Salvador Cabañas, según consta en la edición número 166 de Reporte Índigo “Entre reality y narconovela”.

Aún más. Además de las relaciones de sus compañeras de empresa con miembros del cricrimen organizado, a Silvia Elena Irabien Milke se le encontraron depósitos millonarios efectuados a su cuenta del banco HSBC, por un hombre llamado Javier Garza Cavazos, durante el mes de diciembre de 2006. Irabien Milke no pudo explicar ante las autoridades el origen de estos recursos.

Se trata de dos fichas de depósitos bancarios que fueron encontradas en la residencia de “El JJ” de Huixquilucan, Estado de México. Una está fechada el 5 de diciembre de 2006, con el folio 0001787, por la cantidad de 380 mil pesos; la segunda ficha tiene la misma fecha de depósito y el folio 0001788, pero aquí la cantidad asciende a un millón 100 mil pesos. Ambas transacciones aparecen reflejadas en su cuenta 4027904457 del banco HSBC.

“Desea manifestar que sí reconoce su número de cuenta pero no recuerda por qué concepto fue el depósito”, argumentó Irabien a la autoridad.

‘El JJ’ se aleja de ‘La Chiva’

Silvia Irabién quedó exhibida en su propio relato al referir los detalles de su relación con Jorge Díaz Treviño con quien tuvo una hija, según consta en la averiguación previa FAO/AO-4/
T1/0147/10-01.

“La Chiva” declaró que, a raíz de su embarazo, Díaz Treviño (que luego supo se identificaba como José Jorge Balderas Garza, alias “El JJ”) fue totalmente indiferente con ella.

“Sí supo que esperaba un hijo de él, pero nunca se hizo cargo”, aseguró en su declaración ministerial.

Al parecer, durante su embarazo “El JJ” sólo le llamó un par de veces. Y el día que nació la pequeña Victoria en el Hospital ABC del DF, la buscó por teléfono.

“Fue aproximadamente hace tres años, recién nació su hija, ya que él fue a conocerla una vez que la dieron de alta del hospital ABC, luego llamó la primera navidad de su hija y de ahí ya no volvió a llamarle ni a tener contacto personal o telefónico”.

Para ese año, 2007, la relación entre ellos se había enfriado. Díaz Treviño no resultó ser el hombre que Silvia esperaba y tampoco le brindó el apoyo económico requerido para enfrentar un embarazo. A pesar de reclamarle sus obligaciones como padre, “El JJ” nunca respondió.

“Sólo en una ocasión le comentó que tenía obligación con su hija y solo en tres ocasiones depositó a la cuenta cinco mil pesos. Que durante su relación de noviazgo nunca le dio un peso y que el dinero que le depositó fue cuando su hija estaba recién nacida”.

Ante la falta de apoyo moral y económico, “La Chiva” decidió terminar la relación “ya que vio que su actitud era indiferente para con ella y para con su menor hija, puesto que nunca se responsabilizó de sus obligaciones como padre”.

Rechazada por “El JJ”, Silvia optó por registrar con sus apellidos a la pequeña Victoria y buscando marcar distancia abandonó el departamento de Polanco y regresó a su natal Mérida, en Yucatán.

Terán y el mundo del espectáculo

Fotografías y documentos de Silvia Irabien fueron encontrados por la Policía y el Ministerio Público en la casa de Tecamachalco, Edomex, propiedad de “El JJ”, al momento en que el inmueble fue cateado en busca de pistas que ayudaran a dar con su paradero.

En estas fotografías Silvia aparece con antiguas parejas como Paulo César Quevedo de la Vega, ex integrante del desaparecido grupo musical Kairo, así como con Gabriel Soto Borja y Roberto Asad, también personajes del mundo del espectáculo.

“Le había pedido al ‘JJ’ que las recogiera y se las enviara a su domicilio en la ciudad de Mérida y que dicho sujeto nunca le envió sus objetos y documentos”, explicó Irabien en su testimonio.

“Que sí conoce a Arleth Terán ya que ésta es madrina de bautizo de su menor hija, que sí conoce a algunas parejas sentimentales de Arleth Terán de nombre Reynaldo Navia y luego un productor de cine de nombre Matías”.

No obstante, “La Chiva”, en una ampliación de su declaración, aseguró desconocer a qué se debió o quién realizó la manta que apareció colgada en un puente de Periférico que rezaba:“Chiva tú sabes cuánto quiero al ‘JJ’, te dije que te quedaras callada y no lo hiciste por eso te voy a cortar la cabeza, lo que le pasó a ese pend... es por meterse con Arleth Terán y ella es mi vieja, atentamente La Barbie”.

Por eso cuando, días después del atentando al futbolista Salvador Cabañas, recibió una llamada de una persona que se acreditaba como parte de la producción de Noticieros Televisa para que reconociera si el agresor del jugador era el padre de su hija “La Chiva” entró en shock. No supo qué decir.

Ese día le dijo una voz femenina: “Silvia quisiera hacerte una entrevista acerca del caso de Salvador Cabañas porque al parecer te están relacionando con el presunto agresor”.

A lo que “La Chiva” respondió: “He visto los videos, no puedo asegurar absolutamente nada puesto que el video no es nítido y por el nombre no (lo reconozco), porque yo nunca he escuchado ese nombre”.

Luego le habló directamente a su celular la conductora del noticiero nocturno del canal 4 de Televisa, Adela Micha. Le solicitó una entrevista en la que hablara de su relación sentimental con “El JJ”.

Micha insistía en que le diera el verdadero nombre del sujeto que aparecía en los videos divulgados por la PGJDF.
“No te lo voy a decir, se lo diré a las autoridades que lo requieran”, le contestó Silvia. Y así lo hizo.

Ya ante el Ministerio Público “La Chiva” reconoció que sí lo conocía, que sí había sostenido una relación sentimental con él, que habían tenido una hija que se llamaba Victoria Irabien Milke; pero que el nombre de José Jorge Balderas Garza no lo reconocía pues con ella se había presentado como Jorge Díaz Treviño.

Más datos de ‘El JJ’

Silvia Elena Irabien Milke proporcionó más datos sobre “El JJ”. Que era una persona popular, que se hacía acompañar por un amigo muy cercano de nombre “Aarón”, que era un empresario de Culiacán. Con este amigo el agresor de Cabañas departió la noche del atentado en el Bar Bar; hoy se encuentra también prófugo de la justicia.

En esos meses de noviazgo “El JJ” le contó que su padre había muerto. Irabien Milke aseguró que nunca conoció a nadie de su familia ni realizó viajes en pareja a ningún estado de la República.

Además dijo que “El JJ” tiene un tatuaje en la espalda, en la parte alta en tinta de color negro con el rostro de una mujer diabólica, que era extremadamente cuidadoso en su manera de arreglarse y de vestir, que usaba cremas para el rostro y que se depilaba la ceja, entre otras peculiaridades.

De su actividad como empresario sólo le dijo que, de acuerdo a lo referido por él, le iba muy mal debido a que en la carretera asaltaban sus camiones.

“Que su actividad era tráileres de carga, que viajaba muchísimo pero nunca le especificó a qué lugares salía, solo le decía que salía de viaje de trabajo y que siempre fue muy tranquilo”, refirió en su declaración.

“La Chiva” contó que como pareja de “El JJ” frecuentaban el Bar Bar al menos tres veces al mes, cada ocho días, y que ahí se saludaba con Charly, ex integrante del grupo Garibaldi, así como con diversas celebridades del medio artístico.

“Que la persona que más platicaba con Jorge Díaz Treviño era Charly de Garibaldi, quien siempre se acompañaba de otros artistas y se sentaban en diferente mesa pero pegada a la de ‘El JJ’ ”.

Durante esas salidas nocturnas, “El JJ” siempre se hacía acompañar de tres escoltas, “se vía que eran profesionales, gente preparada, ignorando si eran militares, a los que solo conocía con los apodos de “El Pelón” o “El Pelonchas” y “El Flaco”.

Para “La Chiva” el vínculo con “El JJ” fue fugaz: su relación de noviazgo, el nacimiento de su hija. Muy pronto desapareció este hombre de su vida.

No supo ni cómo ni a través de quién se involucró en las redes de un personaje oscuro ligado a otro aún más peligroso, integrante de las altas esferas del narcotráfico: “La Barbie”.

Por ello Silva Irabien se ha mostrado intranquila con su situación. “Habiéndose enterado de la peligrosidad de éste, es como tiene temor de que le quiera hacer algo en su integridad física, ya sea personalmente o a través de otras personas. Por eso solicita el apoyo de que se resguarde su persona y a su familia”.

En junio pasado Francisco José Barreto García, cómplice del agresor del futbolista paraguayo Salvador Cabañas, fue capturado por la Policía Federal. El hombre concido como “El Contador” ubicó a “El JJ” como el jefe de plaza de “La Barbie” en el Estado de México.

De acuerdo con información obtenida tras la captura de una célula del crimen organizado en Tultitlán, estado de México, desde febrero del 2008 se tiene conocimiento de que “El JJ” operaba para “La Barbie” en la zona metropolitana de la Ciudad de México.

En todo el seguimiento que sigue en curso a raíz del caso Cabañas hoy salen a relucir las revelaciones de Silvia Elena Irabien Milke, “La Chiva”. La rubia que una noche de invierno de 2005 conoció a a “El JJ” y que nunca supo o no quiso reconocer los terrenos adonde ingresó al vincularse con él.
DIARIO DE YUCATAN