LEON 44 NOTICIAS

viernes, 28 de mayo de 2010

México no va en dirección correcta: Aspe


México se ubicó en la posición 68 en el Índice de Libertad Económica en el Mundo, con lo que descendió 10 lugares en esa clasificación, elaborada por Fraser Institute, con sede en Vancouver, Canadá.

“Vamos para atrás, esto es un llamado de atención”, alertó Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda, tras destacar que más que la posición en sí, en una evaluación de 141 países, lo importante está en la tendencia mostrada por México, quien cayó por segundo año consecutivo, desde el lugar 44 dos años atrás.

El índice mide el grado de libertad en cinco áreas: tamaño de gobierno, estructura jurídica y derechos de propiedad; política monetaria; comercio internacional, y regulación crediticia, laboral y de la empresa.

Aspe afirmó que un aspecto preponderante en México está en su débil estructura jurídica, sobre todo en el Poder Judicial de los estados. “Por no tener moderno nuestro sistema jurídico, cada vez nos cuesta más trabajo atraer y retener inversión en México”, dijo.

Expuso que en su trabajo de director de la banca de inversión Protego ha asesorado la llegada de 172 proyectos de inversión a México y que los inversionistas extranjeros involucrados han pedido en todos los casos acogerse a arbitrajes internacionales en caso de haber disputas con sus socios mexicanos, desconfiando del sistema jurídico local.

México fue superado por Chile (posición 5), Panamá (14), Costa Rica (20), El Salvador y Honduras (ambos en el lugar 28), Perú (41) y Guatemala (42).

“En la estructura jurídica, México ha mostrado un desempeño claramente mediocre”, coincidieron Roberto Salinas y Fernando Cota, quienes elaboraron un texto especial sobre México, en el Reporte de Libertad para América Latina 2009-2010, que fue presentado ayer.

Entre otros aspectos en los que México tiene una baja calificación, están el sistema fiscal, el sector energético, los derechos de propiedad y el mercado laboral.

La clasificación, que emplea datos del 2007, fue liderada por Hong Kong. En la lista, las naciones llamadas BRIC se ubicaron más abajo que México: China (82), Rusia (83), India (86) y Brasil (111).

Aspe planteó que normalmente se cree que una mayor libertad económica está vinculada a un menor Estado, pero agregó que no siempre es así, tal como ocurre con el sistema jurídico, que debiera ser fuerte para hacer cumplir los contratos.

“Hay frases que me han dejado frío. He escuchado decir que en determinado lugar no se puede invertir, porque está “X” o “Y” (en el Poder Judicial de un determinado estado”, dijo Aspe.
EL ECONOMISTA